¿Cómo darse de baja de una Obra Social?

Cómo darte de baja de la obra social o prepaga

Con el paso del tiempo, el proceso para solicitar la baja de una obra social ha sido simplificado. Hoy en día, el trámite suele durar pocos días y con suerte, algunas pocas horas. Vamos a conocer cada situación y a orientarte sobre cómo baja de una obra social, cambiarla, o mantenerla en caso de despido.

Dicho lo anterior, lo primero que importa es conocer cuál es tu situación:

Cómo dar de baja la obra social paso a paso

El proceso para cancelar la afiliación a una obra social es simple, y aunque puede sufrir ciertas variaciones según cómo sea tu vínculo con la obra social, en general mantiene los siguientes pasos:

  1. Finalizar la relación laboral

    En caso de despido, tu empleador gestionará este paso, mientras que en caso de renuncia se realiza a través de un telegrama laboral. Si sos monotributista, vas a tener que gestionar la baja del régimen.

  2. Dar de baja los aportes

    Podés gestionar la baja online de tu obra social

    En caso que tu empleador no lo haga por vos, vas a tener que hacerlo online a través del servicio Mi SSSalud de la web de la Superintendencia de Salud. En caso de monotributo, los aportes se cancelan al momento de cancelar la inscripción al régimen.

  3. Informar la baja a la obra social

    Excepto que tu empleador te presente el certificado de baja, vas a tener que solicitarla vos ante la obra social. El primer intento será vía telefónica y en caso de no tener éxito en forma presencial.

  4. Chequear baja de aportes

    La Anses es el organismo que te informará si la baja de aportes fue realizada en forma satisfactoria y ya no estás vinculado a tu obra social anterior. Mirá cómo acá.

¿Y en caso de monotributo?

En el caso de los monotributistas, es responsabilidad del afiliado informar la baja del servicio. En consecuencia, vas a tener que hacer dos cosas:

  1. Darte de baja del monotributo
  2. Darte de baja de la obra social

Hay muchas personas que dejan de pagar el impuesto pensando que de esa forma la afiliación de la obra social se cancela automáticamente. Si bien la obra social cancelará el servicio, se acumulará deuda por los aportes no ingresados.

Cómo comprobar que estoy dado de baja de mi obra social

En tan solo 1 minuto vas a saber cuál es tu obra social activa y, en caso de no figurar ninguna, vas a comprobar que el trámite de baja de tu anterior obra social se completó satisfactoriamente.

Comprobar que estoy dado de baja de la obra social

En el sitio web de Anses, ingresá tu CUIL y DNI para comenzar la búsqueda.

Si el sistema muestra el siguiente mensaje “La consulta no arrojó resultados”, significa que ninguna obra social está vinculada a la persona, por lo que cualquier obra social que haya estado activa, ya se encuentra dada de baja.

En caso que el sistema muestre resultados, incluirá el estado, fecha de último movimiento, forma de afiliación entre otros datos. Podés aprender más sobre cómo chequear cuál es tu obra social activa.

Que hacer en caso de desempleo y despidos

Si por cualquier motivo vas a desvincularte de tu empleo, debes saber que tenés derecho a seguir recibiendo cobertura de parte de tu obra social por 3 meses desde la fecha de baja.

Si la afiliación a la obra social es a través de tu empleador, él se ocupará de tramitar la baja: no te preocupes, es normal que la baja se gestione en el momento de la desvinculación (sea que renuncies o te despidan), pero el servicio debe continuar por 90 días más. ¿Y si no es así? Primero, comunícate con la obra social para ver si se trata de un error. Caso contrario, podrás elevar una queja a la Superintendencia de Salud.

Si la afiliación la tramitaste por tu cuenta (por ejemplo, si ejerciste el derecho a la opción de cambio), además de la baja de nómina que haga tu empleador vas a tener que tramitar la baja en la obra social. Podés seguir estos pasos para hacerlo.

Dar de baja una prepaga

Dar de baja una prepaga tiene muchas similitudes con hacer lo propio con una obra social. En muchos casos el trámite es aún más sencillo, aunque en pocos casos la situación puede llegar a complicarse. Veamos:

Si la prepaga la tenés por tu empleo formal, será tu empleador quien gestione la baja, sin necesidad de que vos tengas que hacer algo. A lo sumo, vas a firmar una planilla de desafiliación. Mayormente, cuando se termina un vínculo laboral, el empleado recibe la posibilidad de mantener la cobertura por unos meses adicionales a los tres que exije la ley.

Si la prepaga la pagás total (afiliación directa) o parcialmente (por ejemplo, a través de monotributo) de tu bolsillo, vas a tener que ocuparte de gestionar la suspensión del servicio. El primer camino para hacerlo es a través del sitio web de tu prepaga. Allí debería existir la opción de solicitud de baja (habitualmente, dentro de la sección “Mi cuenta” o similar).

Si tu afiliación es reciente (no más de 10 días) podés buscar la opción de “Botón de arrepentimiento” o “Formulario de arrepentimiento” que por ley todas las empresas están obligadas a incorporar.

En caso que el sitio de tu prepaga no disponga de esta opción podés buscar formas alternativas de contacto: teléfono, e-mail o atención presencial en sucursal. En esta página podes encontrar todas las prepagas cada una con sus datos de contacto.

Si no tuviste forma de contactarte con tu prepaga o no recibiste respuesta ante una solicitud de baja presentada, la última opción será tramitar la baja a través de una carta documento. Para ello, solo vas a necesitar saber el CUIT, razón social y la dirección legal de la empresa.

Cotizá Coberturas en 3 Clics

Dejá tus datos y encontrá el Mejor Precio

Deja una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *